En 2018, pronostica crecimiento económico en España

Ya hace cuatro años que en España se produce un aumento del PIB, que es al menos del 3%, y el año pasado esta cifra superó el 4%. Los principales factores que influyeron en la mejora de la situación económica fueron el aumento del consumo y el aumento de la inversión.

Según las estadísticas, el número de inversiones aumentó en más del 5% en comparación con 2016, mientras que el consumo, en un 2,2%.

Vale la pena señalar que luego de superar la crisis, el volumen de productos exportados aumenta año a año, y el año pasado aumentaron en un 5%.

Además, las importaciones también están creciendo, como lo demuestra el indicador de que en 2017 España recibió varios productos en un 4,7% más.

El poder adquisitivo de la población también está creciendo en el país, porque los ingresos de los ciudadanos están aumentando, lo que también influye positivamente en el desarrollo de la situación económica. El hecho es que la mayoría de los españoles que compran diversos productos, incluidos los alimentos, prefieren los productores locales, como resultado de lo cual producen más productos.

El aumento de la demanda también contribuye a la apertura de nuevas empresas, en su mayoría pequeñas y medianas empresas, más que la legislación vigente permite que casi cualquier persona si desea iniciar su propio negocio.

Naturalmente, se requiere un capital inicial para crear una empresa para la producción de diversos productos o para abrir una tienda, cafetería o restaurante. Muchos ciudadanos, especialmente los jóvenes, disfrutan de la oportunidad de recibir un préstamo en el banco, tanto más cuanto que la mayoría de las instituciones financieras ofrecen préstamos de dinero en condiciones favorables para aquellos que planean participar en la empresa privada.

Aumentar la inversión

Los expertos señalan que la mejora de la situación económica en el país, así como la estabilidad política influyó en el hecho de que un número creciente de inversores extranjeros prefieren invertir en diferentes sectores, aparte de hacer negocios en España es muy rentable y lucrativo.

La mayor parte de la inversión se invirtió en el sector servicios, como lo demuestra un aumento en las ventas de hoteles, instituciones gastronómicas y otros bienes inmuebles.

En relación con el aumento en el número de empresas, se crearon nuevos puestos de trabajo, lo que naturalmente afectó la disminución de la tasa de desempleo. Durante el año pasado, 507,000 nuevos empleos han aparecido en el país, con el mayor número de vacantes en servicios, construcción, agricultura e industria química.

De acuerdo con los planes del gobierno, en unos pocos años, se seguirán abriendo nuevos empleos en el país y este año, al menos 400,000 ciudadanos recibirán empleo permanente. En el aumento del poder adquisitivo de la población se evidencia por el hecho de que durante el año pasado se vendió un número récord de vehículos nuevos, así como entró en la compra de las operaciones inmobiliarias, tanto residenciales como comerciales. Sin embargo, hay una cierta categoría de personas, la mayoría de las veces la edad de jubilación, que expresan insatisfacción con su situación financiera.