En Barcelona rascacielos venta

Entre los ricos prefieren invertir en bienes raíces, los más populares son los edificios de gran altura, ya que pueden ser alquilados a varias empresas, así como la apertura de hoteles, centros comerciales.

Los expertos señalan que una propiedad en España cada año se vuelve más caro, pero es aún más interés por parte de los extranjeros que eligen este país por sus inversiones de capital.

Uno de los edificios más altos de Barcelona Torre Realia, fue comprada hace ocho años, el empresario mexicano Carlos Slim, por 125 millones de euros.

Como una bandada de bien conocido, declaró que este edificio, cuya altura es de 110 metros, que se vende por 140 millones de euros. En el momento de la venta cuenta con la compañía de JLL, así como uno de los bancos franceses.

Barcelona es una de las ciudades, donde se observa inmobiliario gran demanda, no sólo residencial, sino también comercial. Una de las razones es que la capital catalán es muy popular entre los turistas, y no sólo en verano, sino durante todo el año.