Los coches eléctricos inundan el mercado español

A pesar de que hasta la fecha la mayoría de los automóviles en España tienen motores de gasolina o diesel, el progreso nos acerca inexorablemente a la era de los coches eléctricos.

Desde principios de 2017, el número de coches eléctricos en España ha aumentado en un 25,8%.

Esta es una dinámica de crecimiento bastante impresionante, que se basa en varios factores – los precios de estos coches se han reducido significativamente, la infraestructura de servicios correspondiente ha mejorado y las redes de concesionarios se han vuelto más activos.

Sin embargo, los expertos dicen que cuando se opera un coche eléctrico en España, todavía hay muchas dificultades. Lo más básico es la falta de estaciones de carga y distribución desigual en todo el país. Esto complica enormemente el movimiento de los vehículos eléctricos y crea problemas adicionales en su funcionamiento.

Sin embargo, el desarrollo de esta tecnología sigue creciendo, y por lo tanto en pocos años el número de coches eléctricos en el mundo y en nuestro país aumentará en aproximadamente 2-3 veces.