Los quesos españoles son populares

Los quesos españoles son popularesCada región de España es diferente por su originalidad, tal vez, por lo tanto, el país es muy popular entre los turistas, que cada año viene cada vez más.

Uno de los lugares más bellos es Asturias, situada en la parte norte del reino de los Pirineos.

Esta región, que ocupa un área relativamente pequeña, se distingue por las buenas condiciones climáticas, gracias a la cual casi todo el año los prados son verdes con una hierba exuberante.

Quizás es por eso que la población local se ha dedicado a la producción de quesos durante muchos años. Cabe señalar que la mayoría de los productores tienen pequeñas granjas privadas, que contienen rebaños de ovejas, cabras y vacas. Al mismo tiempo, todas las empresas dedicadas a la producción mini préstamos morosos de quesos utilizan sus tecnologías y recetas, que se transmiten de generación en generación.

En este sentido, hay más de 300 tipos diferentes de queso que se venden no solo en el mercado interno, sino que también se exportan a muchos países.

Una característica distintiva de los quesos españoles son sus excelentes cualidades gustativas y sus precios asequibles. En la producción de este producto, todos los agricultores usan productos naturales, para que los quesos sean saludables y tengan una gran demanda.

“Mini retorta” ocupa el 6 lugar entre los mejores quesos del mundo

Mini retortaDebido al hecho de que la mayoría de las compañías comenzaron a combinar recetas antiguas con el uso de tecnologías modernas, fue posible aumentar significativamente el volumen de producción de queso.

Por el momento, esta región suministra alrededor del 80% de todos los productos lácteos en el mercado español. Un factor importante es que los turistas extranjeros que vienen a España de vacaciones visitan Asturias para descansar, admirar la naturaleza local y degustar diferentes tipos de quesos, cada uno de los cuales se distingue por su sabor original. Según los expertos, el más popular es el queso Cabrales, que tiene excelentes cualidades gustativas.

Sin embargo, en los últimos tiempos ha habido casos de falsificación de este tipo de productos, por lo tanto, para degustar su sabor natural, vale la pena visitar el pueblo de Cabrales, donde durante muchos años se han dedicado a su fabricación. La historia de la cocina de este tipo de queso se remonta al pasado remoto, cuando en verano las cabras daban una gran cantidad de leche, los lugareños idearon una forma de procesarla y almacenarla durante mucho tiempo. Vale la pena señalar que ese queso en la etapa final de producción durante tres meses se almacena en cuevas especiales.

Sin embargo, no solo en Asturias, sino también en Extremadura, se presta especial atención al desarrollo del sector agrícola y la producción de quesos. Como se sabe, el queso Mini retorta de Finca Pascualete fue reconocido como el mejor en España, y también se clasificó en el sexto lugar entre los quesos producidos en todo el mundo. En este sentido, la administración de la compañía recibió un premio, que fue otorgado en Londres. Este producto está hecho de leche de oveja fresca y no contiene aditivos alimentarios, a excepción de la sal. Este queso blando tiene una forma peculiar, y cada pieza pesa 140 gramos.