Por el ruido puede castigar a un panadero asturiano

En muchas ciudades de España se presta especial atención a la observancia del orden público, especialmente de noche.

Una de las razones de esto es la violación del régimen de silencio, como regla, en aquellos lugares donde se observa una gran cantidad de turistas.

La música fuerte, su comportamiento ruidoso impide que los residentes locales tengan un descanso normal, en conexión con el cual hay pruebas periódicas, que generalmente resultan en multas y otras sanciones para los propietarios de bares, cafeterías o restaurantes.

El modo de silencio juega un papel importante para los habitantes del reino pirenaico, ya que debido a las constantes perturbaciones del sueño, existen diversos problemas con el estado de salud. Uno de esos incidentes ocurrió en Asturias, el culpable, que se convirtió en panadero de la ciudad de Tapia de Casariego.

El hecho es que el equipo de trabajo en la panadería por la noche hizo mucho ruido y evitó el sueño de los residentes de las casas cercanas. Después de realizar la medición del ruido por especialistas, resultó que estaba dentro de los 45 decibeles.

En este sentido, en octubre de 2013, el panadero recibió recomendaciones para mejorar el aislamiento acústico de las instalaciones. Dos años después de las mediciones repetidas, resultó que el ruido no disminuía. La Fiscalía de Asturias está considerando la posibilidad de encarcelamiento de un panadero.

Leer más:
Créditos rápidos SolCredito;